Valle de Tena, riqueza histórica y paisaje en el Alto Aragón.

Portada>Sin categorizar>Valle de Tena, riqueza histórica y paisaje en el Alto Aragón.

Valle de Tena, riqueza histórica y paisaje en el Alto Aragón.

 

El Valle de Tena, donde se alberga la aldea de Piedrafita de Jaca y el Parque Faunístico Lacuniacha es indiscutiblemente uno de los más hermosos del Alto Aragón. Se encuentra en la Comarca del Alto Gállego, es fronterizo con el valle francés de Ossau, con el que se comunica a través del paso de Portalet y con el que, históricamente , ha mantenido siempre muy buenas relaciones, al sur limita con la Tierra de Biescas por la Foz de Santa Elena y su ermita dedicada a la santa, a la que rinden pleitesía todos los pueblos del valle y linda a oriente y occidente con los valles de Broto y del río Aragón respectivamente. Su capitalidad la ostenta la villa de Sallent de Gállego.

Valle de Tena

Valle de Tena y pantano de Bubal

 

Desde la alta Edad Media el valle era considerado como una unidad administrativa y política gobernada por un pequeño parlamento formado por representantes de todos los pueblos, La Hermandad de Tena que luego se transformó en la Junta  General de la Val de Tena y estaba presidida por  la figura del Justicia.Los pueblos estaban divididos, históricamente,  en “Quiñones“, un tipo de demarcación geográfica propia de esta zona de montaña y especialmente extendida entre los siglos XVI y XVIII. El valle de Tena lo configuraban tres quiñones: el de Sallent, el de Panticosa y el de La Partacua. El primero lo formaban los pueblos de Sallent de Gállego y Lanuza; el segundo Panticosa, El Pueyo y Hoz; y el tercero Tramacastilla, Sandiniés, Escarrilla, Piedrafita, Búbal y Saqués. Los quiñones compartían leyes y privilegios, administrados siempre por las periódicas Juntas Generales del Valle, manteniéndose vigentes hasta 1836.

Existieron, además, dos lugares que se despoblaron durante el siglo XV y que aparecen en los documentos con los nombres de Exena y Starluengo. Aún se conserva en Panticosa el “Arca de los Privilegios“, donde se guardaban los documentos del Valle de Tena y que se cerraba con tres llaves, una por cada “Quiñón”y que sólo se podía abrir mancomunadamente.

El día de Pentecostes, se reúnen hasta 33 cruces parroquiales, procedentes de todo el valle,  en romería a la ermita de Santa Elena.

Ejemplo de aquellos documentos o “privilegios” que gobernaba este territorio eran las Facerías, eran tratados y documentos que regulaban la paz , “carta de la patz” y el reparto de pastos con los vecinos del valle francés, eran tratados internacionales que abarcaban acuerdos políticos, económicos, de relaciones comerciales, incluso de auxilio y buena vecindad. Algunos estuvieron vigentes hasta finales del siglo XVIII.

Arca de los Privilegios de Tena

Arca de los Privilegios de Tena

 

 

 

 

Sobre el autor:

Perfil de Lacuniacha, Parque Faunístico. Visite también club.lacuniacha.es para ver el club familiar.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies