No está prohibida la entrada de carritos para bebés, pero desaconsejamos su uso. El parque se recorre caminando por un sendero de montaña con sus 200m de desnivel. Por ello, existen dificultades para que los carritos rueden. El sendero NO está adaptado a carritos de bebés.
Nuestra recomendación es que traigan una mochila porta-bebés.