¿Qué es el desmogue?

Seguramente, si has venido a visitarnos en primavera, te has encontrado algunas cuernas en tu paseo. Es sólo una de las tantas curiosidades que suceden en Lacuniacha.

Esto se debe al proceso denominado como desmogue, una fase por la que atraviesan los cérvidos a finales del invierno en la que se desprenden de sus cuernas para regenerarlas al año siguiente. La finalidad de éstas es la de poder competir con otros machos durante la época de la berrea (época que va de septiembre a octubre donde se desencadenan luchas de poder entre machos para conseguir a la hembra). Además de servirles como defensa en sus enfrentamientos, su tamaño está relacionado con su fertilidad, punto de inflexión para la decisión de las hembras. 

Tras el celo, los machos se desprenden de su vieja cuerna sobre finales de enero y febrero, comenzando un período  más vulnerable para ellos, que se prolongará hasta las 12-18 semanas. Durante estos días, pasarán prácticamente inadvertidos entre la maleza o incluso serán confundidos con las hembras. 

Una vez finalizada esta etapa, el animal comenzará a desarrollar de nuevo una nueva cornamenta, en un primer momento de composición cartilaginosa y recubierta por nervios y vasos sanguíneos (borra o terciopelo). Conforme vaya transcurriendo el tiempo, la cuerna irá desarrollándose, siendo al principio sólo unas varas o astas sin ninguna punta, denominadas vareto.

Una vez la cuerna está totalmente formada, el venado se desprende de esta piel que la ha estado resguardando restregándose contra los árboles y dejando al descubierto su nueva cornamenta de puro hueso.

A finales de verano, el macho ya estará preparado para el nuevo celo y poder competir con su nueva y fulgurante cornamenta. Pasado el celo, el ciclo volverá a repetirse año tras año alcanzando cada vez un tamaño mayor de  cuerna.

Presentan cuernas los ciervos, los gamos, los corzos y los renos, estos últimos ambos sexos. A diferencia de los cuernos de los bóvidos y caprinos, sólo las poseen los machos y las utilizan para defenderse de los depredadores y lidiar entre ellos en la época de celo, como ya hemos explicado.

Esperamos que hayáis encontrado esta información muy interesante, y os animamos esta Semana Santa a contar cuántas cuernas véis en vuestro camino por el parque.

desmogue-ciervo

Cuernas de un ciervo