La visita a Lacuniacha, una experiencia diferente .

Portada>Sin categorizar>La visita a Lacuniacha, una experiencia diferente .

La visita a Lacuniacha, una experiencia diferente .

La visita a Lacuniacha.

El parque faunístico de Lacuniacha comprende una superficie de 30 hectáreas de extensión en la que hemos introducido trece especies animales de habitat de montaña en un estado de semi-libertad.

La visita a Lacuniacha consiste en recorrer un sendero de cuatro kilómetros y medio a lo largo del cual tenemos distribuidas esas trece especies animales. Seguimos un sendero, en sentido circular, que nos conduce de recinto en recinto hasta finalizar el recorrido en el mismo punto donde comenzamos.

Plano del parque Lacuniacha

Plano del parque Lacuaniacha

Desde Lacuniacha nos gusta insistir en que este parque no es un zoo. Los animales se encuentran en semi libertad,esto quiere decir que aún estando cautivos tienen recintos lo suficientemente amplios  para  poder  desarrollar su vida con comodidad y en un entorno totalmente natural.

Nos gusta recordar que todos los animales que tenemos en el parque tienen su origen o en el mismo parque, porque han nacido aquí, o vienen de centros de recuperación de especies, en donde acabaron por situaciones traumáticas, o proceden de otros centros.

Por todo esto, la visita a Lacuniacha es una experiencia diferente pues te ofrece la posibilidad de contemplar animales desde otra perspectiva.

El parque no es un zoo, no vas a encontrar jaulas con animales mirándote, aquí los animales hacen su vida, pueden estar justamente a tu lado o en cualquier otra parte del recinto, durmiendo, comiendo o amamantando a sus crías.

Por ello la visita requiere que tengas tiempo y paciencia con los animales, es para hacer el recorrido tranquilamente, sin prisa, parando en cada espacio y dedicándole el tiempo necesario a cada  animal para observarlo. Tienes que darles la oportunidad de mostrarse. Algunas especies las verás enseguida porque forman manadas, como los cérvidos pero otras te darán más trabajo, como pueden ser los lobos, que por su naturaleza evitan a los humanos y procuran esconderse.

El encanto del parque se basa, precisamente, en poder observar como los animales desarrollan su vida en su medio natural.

Lacuniacha ocupa una superficie de 30 hectáreas, la mayor parte de ellas están cubiertas por un bosque, el bosque de La Pinosa y por zonas más abiertas de pradera subalpina, esto nos proporciona un entorno natural espectacular, que merece, también, nuestra atención a lo largo del paseo. Tenemos una ruta botánica señalizada por todo el recorrido donde están recogidas las especies más emblemáticas de esta zona del pirineo.

La visita a Lacuniacha significa caminar por un sendero de montaña, por lo que tendremos en cuenta el calzado que vamos a llevar. Unas botas de trekking o una deportiva de suela fuerte será suficiente para el verano, para el invierno necesitaremos calzado más impermeable para pisar por nieve y unos bastones para apoyarnos durante el paseo nos irán bien en cualquier temporada del año.

Otro aspecto a valorar es la metereología, tenemos que pensar que estamos en un entorno de montaña donde los cambios de temperatura y las tormentas son frecuentes, sobre todo cuando son anunciadas, no nos olvidemos de llevar alguna prenda de abrigo o chubasquero en nuestra mochila.

Esperamos que este artículo os haya ayudado a entender un poquito mejor la filosofía de nuestro parque, os ayude a disfrutar más de la visita y se convierta, para vosotros, en una experiencia diferente.

 

 

 

Sobre el autor:

Perfil de Lacuniacha, Parque Faunístico. Visite también club.lacuniacha.es para ver el club familiar.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies