Lacuniacha, una aventura diferente en cada estación

Portada>Sin categorizar>Lacuniacha, una aventura diferente en cada estación

Lacuniacha, una aventura diferente en cada estación

¡Conócenos!

Somos Lacuniacha, un parque faunístico ubicado en Piedrafita de Jaca, un pequeño pueblo en el Valle de Tena, enclave privilegiado del Pirineo Oscense.

Sus 30 hectáreas albergan una gran diversidad de flora y fauna, fieles representantes de la vida que hubo, y que hay, en el Pirineo. Conforman un total de 14 especies, entre las que se encuentran: Linces boreales, osos, ciervos, sarrios, muflones, bisontes, zorros, lobos, cabras montesas, jabalíes, corzos, gamos, renos y caballos de Przewalski.

Las vallas que cierran los recintos no constituyen barrera alguna para sus habitantes aledaños, pues pueden entrar y salir a placer, por lo que sus visitantes, en sus 4 kilómetros de agradable recorrido, podrán contemplar, además, la fauna autóctona que rodea al Parque.

Una estación, una emoción

Además de un atractivo paseo, Lacuniacha ofrece multitud de actividades que hacer durante el año, las cuales esconden encantos propios de cada estación. Sus increíbles paisajes, que hacen las delicias del fotógrafo más entregado, sus colores, que van desde un anaranjado vibrante hasta el blanco más impoluto, sus olores, ¿a quién no le gusta el olor a tierra mojada?, sus sonidos…; es la verdadera esencia de la naturaleza.

En invierno, la nieve es siempre protagonista. Cubre los senderos y ofrece estampas para el recuerdo; toda fotografía es perfecta. Durante la estación más fría del año, podrás divertirte observando a los linces jugando sobre el manto blanco, realizar rutas de montaña, senderismo con raquetas, esquí, trineo, tirolina… ¡es el paraíso para cualquier amante de la naturaleza! Son, pues, multitud de opciones para quienes buscan realizar deporte mientras contemplan la belleza del paisaje. Muy importante, y sobre todo en esta época, es llevar ropa y calzado adecuados, y siempre respetar las normas del parque, recordad que es un entorno natural y no se debe alterar la tranquilidad del mismo.

Y, lo mejor de todo, es que ¡no cerramos en Navidad! Organiza tu plan perfecto durante las vacaciones, en familia o con amigos; los niños necesitan estar en contacto con la naturaleza, ya que les ayuda a desarrollar sus facultades. Es el espacio ideal para experimentar, aprender y descubrir.

Una vez la nieve comienza a derretirse y se empiezan a vislumbrar los primeros brotes verdes, damos la bienvenida a la primavera.

Una de las estaciones más bonitas en las que visitar Lacuniacha. Contemplar los pastos verdes, los árboles en flor y los pantanos y ríos llenos es una de las experiencias más hermosas y recomendadas. Además, es el momento en el que ocurren más nacimientos, por encontrarse los animales en época de bonanza alimentaria. También recibimos de nuevo a los osos, nuestros queridos amigos que despiertan de su hibernación y vuelven a estar más activos, o contemplamos lo fascinante que resulta el cambio de pelaje o el desmogue, proceso por el cual los cérvidos pierden sus cuernas.

Son muchas las actividades que se pueden realizar, disfrutando de un tiempo perfecto, ya que todavía no hace el calor del verano ni el frío del invierno. Hacer senderismo, excursiones, barranquismo, visitar  Parques de aventura o Lacuniacha, son algunas de ellas.

El verano nunca defrauda, y es que en los Pirineos la temperatura y el clima siempre resultan muy agradables. Los ríos y pantanos alcanzan su mayor caudal debido al deshielo, por lo que son perfectos para realizar un alto en el camino y refrescarse.

Las vacaciones son sin duda la época de mayor afluencia de visitantes. Durante los meses de junio, julio y agosto nos visitan multitud de público: Familias, grupos de amigos, compañeros de trabajo…; diversidad de lenguajes y de etnias, una maravillosa mezcla de culturas. Debido a esto, se suelen organizar packs para disfrutar de una experiencia inolvidable en nuestro parque.

En el momento en el que comienzan a dejarse ver las primeras nevadas en las cumbres más altas, es cuando estamos preparados para la llegada del otoño, mi época favorita.

Es en este momento cuando el paisaje sufre su mayor transformación; los colores cálidos son los protagonistas: marrones, amarillos y naranjas cubren hasta el último recodo de la panorámica, conformando una estampa imperdible. Es la época favorita de los micólogos, ya que pueden conocer la gran diversidad de setas que existen en el parque.  Además, es en estos meses cuando se puede disfrutar de la berrea de los cérvidos, una escena muy sorprendente de ver y oír. Los machos vuelven a las manadas en busca de las hembras, y compiten entre ellos para dominar la manada. Los machos emiten un sonido ronco y potente para atraer a las hembras e intimidar a sus rivales, éste es el sonido que le da nombre a la “berrea”. Además, se pueden oír (o incluso ver) las luchas de poder en las que los machos usan y chocan sus cornamentas. 

Otoño es, sin duda, una de nuestras épocas favoritas para visitar el parque; la agradable temperatura, la menor afluencia de público y los colores que acompañan la caída de las hojas son sus mejores atractivos. Sus rutas y el senderismo continúan siendo las opciones más elegidas.

 

Y, por si todo esto no fuera suficiente, tenemos una sorpresa más. Y es que en Lacuniacha ofrecemos una serie de visitas nocturnas guiadas. Una propuesta a mejor experiencia turística basada en conocer qué esconde la noche cuando la luna llena se cuela entre nuestros árboles y los animales vagan a sus anchas. Aprovechamos los momentos clave de la noche, como cuando hay luna llena, lluvia de perseidas, etc.

A través de esta visita tan especial se pretende dar a conocer el Pirineo de una forma totalmente diferente, un Pirineo totalmente desconocido que despierta en la noche oscura, cuando los demás duermen. Los animales, confiados, se mueven a sus anchas e inspeccionan el terreno. Los colores, aromas, sonidos… todo se transforma dejando un halo misterioso. Una visita en la que debemos estar muy atentos y poner la máxima atención a cualquier elemento que se esconda entre los árboles. En definitiva, una experiencia que gustará tanto a grandes como a pequeños, y en la que los fotógrafos obtendrán las mejores imágenes si tienen la suerte de estar bajo la luna llena.

Cuando los demás duermen

19 de Febrero, 2018|Sin categorizar|Sin comentarios

Sobre el autor:

Parque faunístico de los Pirineos. Con 15 especies de animales Lacuniacha es un parque natural situado en un entorno privilegiado en el que se dan cita amantes de la naturaleza, senderistas, montañeros y público infantil y juvenil.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies