El bisonte europeo, una especie de origen prehistórico

Portada>Sin categorizar>El bisonte europeo, una especie de origen prehistórico

El bisonte europeo, una especie de origen prehistórico

El bisonte europeo, una especie de origen prehistórico.

El bisonte europeo , junto al caballo de Przewalski , son especies que podemos reconocer en las pinturas procedentes del Paleolítico Superior.

Por medio de estas pinturas, que se conservan en numerosas cuevas de la península Ibérica, comprobamos asombrados que su aspecto apenas ha cambiado, siendo perfectamente reconocibles en los ejemplares que vemos al natural. Estas obras, al igual que las pinturas del caballo de Przewalski, están enmarcadas en la denominada escuela franco-cantábrica y que se caracterizaba por el realismo de las figuras representadas.

Cueva de Niaux

Bisonte del Salón negro de Niaux

El bisonte europeo, antiguamente, estaba ampliamente extendido llegando hasta Asia Occidental. La distribución original del bisonte europeo comprendía desde la Península Ibérica a Rusia occidental, estando presente también en elCáucaso y el noroeste de Irán. La caza y la tala cada vez más intensiva de los bosques europeos para aprovechar la madera o destinar la tierra a la agricultura o al pastoreo redujeron el hábitat primigenio de los bisontes, el aumento en la introducción de especies ganaderas empujó a los bisontes a abandonar sus zonas de refugio en los hayedos y refugiarse en los bosques de coníferas, a mayor altura, reduciéndose cada vez más su habitat y llevándolos, poco a poco, a la extinción.

Bisonte europeo

Bisontes en lacuniacha

Este proceso se extendió por toda Europa hasta Rusia, donde la caza del bisonte era un privilegio de la realeza , lo que permitió  su supervivencia hasta la Primera Guerra Mundial.

En el siglo XII murió el último bisonte en Navarra y en el siglo XIV quedaban algunos ejemplares  en Francia, y reductos mayores en Rusia, Polonia y Lituania.

La Primera Guerra Mundial acabó, definitivamente, con los bisontes en libertad en toda Europa y Asia, pues su carne se empleó para alimentar a los soldados y refugiados del frente. Esta especie se habría extinguido, totalmente, de no haber sido por los 50  ejemplares que quedaron repartidos en zoológicos de todo el mundo y que se convirtieron en  el punto de partida para su recuperación.

En 1923 se instituyó en Polonia la “Compañía Internacional de Defensa del Bisonte”(CIDB) para evitar la desaparición de la especie y en 1966 la ONU incluye al bisonte en su lista de animales protegidos.

Aunque todavía se le considera una especie en peligro,se estima que, en 2011, el número de bisontes llegó a los 4.000 ejemplares, porque además de los que se conservan en núcleos zoológicos, se han reintroducido manadas, en estado semisalvaje, en varios países de Europa con muy buenos resultados de adaptación.

Es sorprendente poder contemplar estos animales al natural y ver su extraordinaria semejanza con los plasmados, en las paredes de piedra, por artistas de hace 13.000 años.

Sobre el autor:

Perfil de Lacuniacha, Parque Faunístico. Visite también club.lacuniacha.es para ver el club familiar.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies