Jugando con las hojas.

Portada>Sin categorizar>Jugando con las hojas.

Jugando con las hojas.

Jugando con las hojas. 

Es otoño, y tenemos todo el bosque y el parque tapizado con sus propias hojas. Es el momento perfecto para recogerlas y aprender un poco de ellas. Las hojas nos hablarán de los árboles a los que pertenecen y aprenderemos a distinguir unas especies de otras.

El bosque de Lacuniacha es un bosque mixto y la mayoría de las hojas que vemos a nuestros pies pertenecen a árboles caducifolios como son el haya,el abedul y el roble.

Haya común o fagus sylvatica.

Bosque de hayas

El haya es un árbol que necesita de abundante agua, por eso prefiere vivir en zonas de montaña y formando grandes bosques que mantengan el suelo fresco y húmedo.

Es un árbol que puede alcanzar hasta los 40 metros de altura, tiene un tallo largo y recto y cuando crecen más aislados, con más espacio, el tronco se les ensancha llegando a tener una gran envergadura.

Los frutos de las hayas o hayucos tienen forma de tetaedro, son comestibles aunque resultan algo astringentes y tradicionalmente, se empleaban  para dar de comer a los cerdos. De estos frutos también se extrae un aceite vegetal que se emplea en alimentación.

Las hojas del árbol de haya son delgadas y con forma de óvalos largos y tienen el borde dentado. Una vena recta va por el centro de la hoja. Las otras venas también son rectas, irradiando desde la vena central hasta el borde de la hoja. Son de color verde oscuro en el verano y se vuelven doradas en el otoño.

Los hayedos son bosques cargados de magia. En el valle de Tena destaca el bosque del Betato.

 

Tronco de abedules  Abedul o betula pendula.

El abedul es un árbol muy llamativo porque tiene la corteza blanca.El nombre de este árbol procede del latin betūlla que a su vez parece  proceder de la palabra betu que era como los celtas designaban al abedul.

Puede alcanzar los 30 metros de altura y gusta de ambientes soleados y húmedos.

Los indios de Norteamérica y los esquimales usaban su corteza para fabricar canoas pues resultaba muy resistente e impermeable, eso es debido a que contiene una sustancia conservante llamada betulina. La corteza se emplea , también , para hacer papel y tinta de imprenta. La madera es muy apreciada para fabricar utensilios de trabajo y para fabricar carbón.

las hojas de los abedules tienen forma romboidal y su borde también es dentado. Tienen la parte inferior de color más claro.

 

Roble joven Roble o quercus robur.

El roble ha sido siempre uno de los árboles más emblemáticos y admirados a lo largo de la historia.

En la antigüedad fue considerado un árbol sagrado en múltiples civilizaciones, como los celtas,  que convertían los robledales en sus santuarios naturales. Es un árbol asociado a la fuerza y  la fortaleza. Puede alcanzar los 40 metros de altura. Su madera es muy dura y resistente a la putrefacción y por ello se ha  utilizado, tradicionalmente, en la fabricación de toneles y barcos. Es un árbol que puede hacerse muy longevo, llegando a alcanzar los mil años de antigüedad.

Sus hojas son facilmente identificables por su acentuada forma lobulada y sus frutos son las bellotas, con las que se alimentan tradicionalmente a las piaras de cerdos.

Sauce Capruno o salix caprea.

salix

El sauce capruno no es un árbol propiamente, es más bien un arbusto. Llega a medir entre 6 y 12 metros de altura. Sus hojas son lanceoladas, más anchas que la de sus parientes, los sauces. Son suaves y muy enervadas, creando un suave dibujo de fondo en la hoja. En el parque son muy apreciadas por los renos, a los que se las recogemos para apoyar su alimentación.

Los frutos , cuando comienzan a brotar, tienen un penacho algodonoso muy utilizado en decoración interior.

 

 

 

 

Podemos convertir el aprendizaje de las distintas especies de árboles y sus hojas en un juego, fabricando un secadero de hojas con los peques de la casa.

Secadero de hojas.

Para montar un secadero de hojas necesitamos dos placas de panel(no hace falta que sea muy grande, pues tiene que ser manejable), cuatro tornillos con tuerca de mariposa y  papel de periódico, que no sea satinado.

Haremos agujeros en cada esquina de los paneles para cada tornillo y su tuerca.

Usaremos las hojas de periódico para secar las hojas o las flores, tienen que estar bien extendidas sobre el papel, las cubriremos con más papel de periódico y colocaremos la otra plancha de panel encima. Al apretar los tornillos, las hojas quedan prensadas. Tardan unos 25 días en secarse y hay que ir cambiando los pliegos de papel con frecuencia.

Una vez que las hojas están secas podemos utilizarlas para elaborar un herbario con los chavales. Si secamos flores podemos utilizarlas para crear bonitos cuadros, postales o puntos de libro con nuestras especies favoritas.

 

 

24 de Noviembre, 2014|Sin categorizar|Sin comentarios

Sobre el autor:

Perfil de Lacuniacha, Parque Faunístico. Visite también club.lacuniacha.es para ver el club familiar.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies