Frutos de otoño

Portada>Sin categorizar>Frutos de otoño

Frutos de otoño

Frutos de otoño.

El otoño es tiempo de cosechas y el bosque tiene la suya propia.

Árboles y arbustos que componen nuestros bosques nos ofrecen sus frutos en esta hermosa época del año.

El bosque de Lacuniacha, “La Pinosa” , es un bosque mixto en el que predomina el Pino Royo o pino silvestre como principal especie. Con el pino conviven hayas, abedules, sauces, abetos, boj y en sus inmediaciones podemos encontrar rosal silvestre, endrinos, zarzamora, enebro, acebo, serbal, sauco y cerezo silvestre, como los que nos florecen en primavera en la zona alta del parque.

Bajando en altura, en estos territorios, abundan los avellanos, los castaños y los nogales.

La mayoría de esta riqueza vegetal da sus frutos en otoño, aunque no todos son comestibles y algunos aún siéndolo tienen que ser “preparados ” para su consumo.

Hay que ser muy prudente con los frutos que encontramos en el campo y no meternos nada en la boca sin habernos asegurado, previamente, de que son inofensivos.

 

Los frutos del rosal silvestre son los escaramujos, son de color rojos cuando están maduros y aunque se pueden comer crudos se suelen emplear para hacer mermeladas. Son ricos en vitamina C, vitaminas del grupo B, vitaminas K y E, calcio , hierro y fósforo.

Los frutos del sauco son comestibles y se emplean, también, para hacer mermeladas, sopas e infusiones, pero siempre cuando han madurado, pues verdes son tóxicos. Incluso las semillas son bastante indigestas por lo que no se debe de abusar de su consumo en crudo. Tiene propiedades diuréticas, depurativas y antiinflamatorias y sus flores en infusión se toman para combatir los resfriados.

Los frutos del enebro se emplean para fabricar el licor de ginebra, tampoco deben de consumirse directamente de la planta.

 

Los frutos de endrino son las endrinas, con las que se fabrica el licor de pacharán, sus frutos son comestibles pero resultan muy astringentes y el interior de los huesos es tóxico, así que se desaconseja consumirlos en crudo. Sus flores tienen propiedades laxantes, depurativas y contienen además sales minerales y vitaminas, sobretodo, vitamina C.

La zarzamora nos proporciona las riquísimas moras. Los frutos contienen un porcentaje del 80 por ciento de agua y el resto son azúcares, vitaminas, sales de calcio y ácidos orgánicos. Las moras son muy populares para la preparación de mermeladas, se usan como aromatizantes en alimentación y también tienen efectos laxantes. Con las hojas se preparan tisanas astringentesy son eficaces para combatir la conjuntivitis y la diarrea.

Los frutos del serbal de cazadores, del boj y del aceboaunque se utilizaban, antiguamente, en la medicina tradicional, se consideran lo suficientemente tóxicos para desaconsejar su consumo, sobre todo en crudo.

De la misma manera, que debemos de mostrar cautela, cuando salimos a coger setas, debemos de tenerla para recoger frutos en el bosque. Es una actitud importante cuando vamos con niños, pues los colores de las bayas les resultan muy atractivos.

En Lacuniacha, pedimos a nuestros visitantes  que no se arranque ninguna especie vegetal, ni se recojan sus frutos, tanto por preservar lo más intacto posible nuestro medio natural, como para evitar algún “dolor de tripas”.

 

12 de Octubre, 2014|Sin categorizar|Sin comentarios

Sobre el autor:

Perfil de Lacuniacha, Parque Faunístico. Visite también club.lacuniacha.es para ver el club familiar.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies